Bienvenida   >  Enzimas  >  La serrapeptasa, un importante...
28-09-2016

La serrapeptasa, un importante antiinflamatorio natural

Serratia La serrapeptasa, o Serratia peptidase, se utiliza desde hace más de 30 años en Europa y Asia para reducir el dolor, la inflamación y la secreción excesiva de moco. Más de 40 estudios clínicos concluyen que la serrapeptasa ejerce importantes efectos beneficiosos sobre la salud. Se ha mostrado que es bien absorbida por el sistema intestinal y que, por tanto, debe protegerse de la degradación por los ácidos del estómago. Hans Nieper, un médico alemán, recomienda desde hace décadas el uso de la serrapeptasa para reducir la creación de la placa de ateroma.

La serrapeptasa es una enzima proteolítica derivada de la bacteria Serratia que vive en el intestino del gusano de seda. Esta enzima tiene la capacidad de disolver los tejidos carentes de vida al tiempo que ejerce una acción nefasta sobre las células vivas del anfitrión. La serrapeptasa disuelve el capullo protector del gusano de seda y le permite emerger de él y emprender el vuelo.
Cuando se aisló esta enzima, se mostró que actúa como un antiinflamatorio y un analgésico de forma bastante parecida a la acción de la aspirina, el ibuprofeno y otros antiinflamatorios no esteroideos (AINE).
Los estudios clínicos indican que la serrapeptasa provoca una actividad fibrinolítica, antiinflamatoria y antiedematosa en numerosos tejidos y que sus efectos antiinflamatorios son superiores a los de otras enzimas proteolíticas.

Reduce la inflamación

En Alemania y en un determinado número de países europeos, la serrapeptasa está reconocida como un tratamiento habitual para la inflamación y las hinchazones traumáticas. En un estudio a doble ciego realizado en el hospital del estado de Ulm, se asignó a 66 pacientes con rotura reciente del ligamento lateral y operados quirúrgicamente a tres grupos que se trataron de forma aleatoria. En el grupo que recibió la serrapeptasa, la inflamación disminuyó en un 50% a los tres días de la operación, mientras que en los dos grupos de control (con elevación de la pierna, reposo en cama con aplicación o no de hielo) no se constató en ese momento ninguna reducción de la inflamación.

La disminución del dolor se ha correlacionado en gran parte con la de la inflamación. Los pacientes que recibían la serrapeptasa han visto desaparecer su dolor de manera mucho más rápida que los dos grupos de control. El décimo día, el dolor había desaparecido en todos los pacientes que tomaban la serrapeptasa1.
Los estudios in vitro et in vivo muestran que la serrapeptasa tiene un efecto antiinflamatorio específico y superior al de cualquier otra enzima proteolítica. Una revisión de la literatura científica que incluía una serie de ensayos clínicos controlados a doble ciego con grandes grupos de pacientes sugiere que la serrapeptasa es útil en un amplio abanico de afecciones inflamatorias. El mecanismo de acción de la serrapeptasa en los lugares de los diferentes procesos inflamatorios está compuesto principalmente por una reducción del fenómeno de exudación y una inhibición de la liberación de mediadores inflamatorios. La serrapeptasa causa una fragmentación de los conglomerados de fibrina y reduce la viscosidad del exudado, lo que facilita el drenaje de estos productos de la respuesta inflamatoria y favorece la reparación de los tejidos.

Inflamaciones ORL

Desde hace unos años, la utilización de enzimas con actividades fibrinolíticas, proteolíticas y antiedematosas en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias de nariz, orejas y garganta ha ganado cada vez más apoyos.
Dadas sus propiedades antiinflamatorias, la serrapeptasa mostró ser de interés en los estudios clínicos para el tratamiento de los pacientes que padecen sinusitis crónica. En esta enfermedad, el moco de la cavidad nasal de los pacientes se espesa y se segrega de forma abundante. Este espesamiento impide que el moco se expulse con la frecuencia suficiente. Investigadores japoneses evaluaron los efectos de la serrapeptasa (30 mg al día durante 4 semanas) sobre la elasticidad y la viscosidad del moco nasal de pacientes adultos con una sinusitis crónica. Los resultados mostraron que la serrapeptasa reduce la viscosidad del moco, mejorando así la eliminación de las secreciones broncopulmonares2.
Otro ensayos clínicos respaldan la capacidad de la serrapeptasa de aliviar los problemas asociados a la sinusitis crónica. En un estudio se evaluó a 140 pacientes con enfermedades crónicas o agudas de oído, nariz o garganta con un placebo o con serrapeptasa. Los pacientes que tomaban serrapeptasa experimentaron una reducción significativa de la gravedad del dolor, la cantidad y la purulencia de las secreciones, la dificultad para tragar, la disfonía y la obstrucción nasal, la anosmia y la temperatura del cuerpo tras 3 o 4 días y al final del tratamiento Los pacientes que padecían laringitis, rinofaringitis catarral o sinusitis tratadas con serrapeptasa constataron una mejoría significativa y rápida de sus síntomas tras 3 o 4 días. Los médicos evaluaron la eficacia del tratamiento con excelente o buena en el 97,3% de los pacientes en comparación con solo el 21,9% de los pacientes que recibieron el placebo3.

Las enfermedades respiratorias se caracterizan por un aumento de la producción de un moco más denso, cuya viscosidad y elasticidad se han modificado. Tradicionalmente en estas enfermedades se recetan medicamentos mucoactivos para mejorar las características físicoquímicas del moco a fin de restablecer la función respiratoria. Algunos de estos medicamentos causan un agotamiento funcional, mientras que la serrapeptasa altera su elasticidad sin disminuirla4.
La serrapeptasa, un potente agente en sí misma, libera grandes concentraciones del antimicrobiano en el lugar de la infección cuando se añade a los antibióticos. Las bacterias sufren a menudo un proceso, denominado formación de una biopelícula, que conlleva una resistencia a los antimicrobianos. Para tratar de evitar esta inmunidad bacteriana, los investigadores han experimentado diferentes medios de impedir que la bacteria se envuelva en la biopelícula; la solución bien podría ser la serrapeptasa. Un estudio realizado por investigadores italianos sugiere que las enzimas proteolíticas podría aumentar de manera significativa las actividades antibióticas contra la biopelícula. Las pruebas de sensibilidad antibiótica muestran que la serrapeptasa estimula de forma importante la actividad del antibiótico ofloxacina e inhibe la formación de la biopelícula5.
Otro estudio a doble ciego aleatorizado evaluó los efectos de la administración del antibiótico cefalexina en asociación con la serrapeptasa o un placebo en 93 pacientes que padecen rinitis perianual o rinitis crónica. Los pacientes tratados con serrapeptasa experimentaron mejoras significativas de la rinorrea, la obstrucción nasal y la rinitis6. Los investigadores observaron unos resultados impresionantes en el tratamiento de las infecciones en pacientes con cáncer de pulmón sometidos a toracotomía. Se administró serrapeptasa y cefotiam, un antibiótico con amplio espectro de actividad contra los microorganismos gram+ y gram-, a 35 pacientes divididos en dos grupos. A 17 de ellos se administró una única dosis de cefotaxima se administró y a los 18 restantes, una combinación de cefotaxima y serrapeptasa. Los niveles de antibiótico en los tejidos en comparación con la sangre eran significativamente más elevados en el grupo que recibía el tratamiento combinado7.

Enfermedad quística de la mama

La serrapeptasa se ha utilizado con éxito en el tratamiento de la enfermedad quística de la mama. En un estudio realizado con 70 pacientes se evaluó la eficacia de la serrapeptasa sobre los síntomas de la enfermedad quística de mama. Los pacientes se dividieron en dos grupos de forma aleatoria, uno que recibía serrapeptasa y el otro, placebo. Un observador que no conocía los grupos de pacientes evaluó, antes del inicio del tratamiento y a diario durante tres días de tratamiento, los síntomas y signos de obstrucción mamaria. Los resultados indicaron que la serrapeptasa era superior al placebo y que mejoraba el dolor y la inflamación de mamas. Mientras que un 85,7% de las pacientes que tomaba serrapeptasa presentaba una mejoría moderada o marcada, solo el 60% de aquellas que recibían el placebo mejoró en una medida equivalente. Se observó una mejoría notable en el 22,9% de las pacientes que tomaba serrapeptasa en comparación con el 2,9% de las pacientes que recibían placebo.8.

Posible incidencia sobre la salud cardiovascular

Las investigaciones preliminares indican que la serrapeptasa podría incluso inhibir la formación de la placa de ateroma en las arterias y, así, prevenir la ateroesclerosis y los infartos y accidentes cerebrovasculares vasculares que de ella se derivan. El Dr. Hans A. Nieper, un internista de Hanovre, en Alemania, estudio los efectos de la serrapeptasa sobre las acumulaciones de placa de ateroma en las arterias. La formación de esta placa implica el depósito de sustancias grasas, colesterol, residuos de productos celulares, calcio, fibrina (una sustancia coagulante de la sangre) sobre la pared interior de las arterias. Una placa excesiva tiene como resultado el bloqueo parcial o total de la circulación de la sangre en la arteria, lo que desemboca en la ateroesclerosis o endurecimiento de las arterias y, más adelante, en un infarto o accidente cerebrovascular. No obstante, los datos que respaldan el papel de la serrapeptasa en la prevención de la formación de la placa de ateroma son más bien anecdóticos. Se necesitan otros estudios en este ámbito, ya que las investigaciones del Dr. Nieper indican que la acción de disolución de las proteínas de la serrapeptasa degradan progresivamente las placas de ateroma. El Dr. Nieper explica que, a diferencia de otras enzimas biológicas, la serrapeptasa solo afecta a los tejidos muertos, como la seda del capullo del gusano. Supuestamente la serrapeptasa solo disuelve los tejidos muertos, como las antiguas capas fibrosas que atascan las paredes de las arterias y restringen peligrosamente la circulación de la sangre y el oxígeno hacia el cerebro. Añade que ha tratado de una cierta cantidad de sus pacientes con serrapeptasa y que ha constatado una mejoría significativa de la circulación sanguínea en las arterias anteriormente comprimidas. Un equipo italiano del departamento de cirugía vascular de la Universidad de Nápoles mostró que la serrapeptasa era eficaz y se toleraba bien en los pacientes que padecían enfermedades inflamatorias venosas.



1. Esch P.M. et al., Reduction of postoperative swelling. Objective measurement of swelling of the upper ankle joints in treatment with serrapeptase a prospective study (german), FortschrMed, 1989, 107(4): 67-8, 71-2.
2. Majima Y. et al., The effect of an orally administered proteolytic enzyme on the elasticity and viscosity of nasal mucus, Arch. Otorhinolaryngol., 1988, 244(6): 355-9.
3. Mazzone A. et al., Evaluation of serratia peptidase in acute or chronic inflammation of otorhinolaryngology pathology: a multicentre, double-blind, randomized trial versus placebo, J. Int. Med. Res., 1990, 18(5): 379-88.
4. Tomoda K. et al., Some information on the composition of tracheal secretions before and after the administration of Danzen (serrapeptidase), Exper. Ther., 1972, 477: 9-16.
5. Selan L. et al., Proteolytic enzymes: a new treatment strategy for prosthetic infections? Antimicrob. Agents Chemother., 1993, 37(12): 1618-21.
6. Perna L., Osservazioni Cliniche sui traitamento in osspio cleco con serratio peptidas nella neifre perenna nalla ninite cronica nacutizzata con sinusopattia, nella bronchia cronica nacutizzata, Riv. Pat. Clin. Tuberc. Penumol., 1985, 56: 509-516.
7. Koyama A. et al., Augmentation by serrapeptase of tissue permeation by cefotiam (japanese), Jpn. J. Antibiot., 1986, 39(3): 761-71.
8. Kee W.H. et al., The treatment of breast engorgement with serrapeptase : a randomized double-blind controlled trial, Singapore Med. J., 1989, 30(1): 48-54.
Encargar el nutriente citado en este artículo
Serrapeptase 60 000 UI

Dosis duplicada: 60 000 UI de serratia peptidasa por cápsula Ahora en DR caps™ gastrorresistentes.

ca.supersmart.com
Descubre también
22-02-2017
Combatir el estreñimiento crónico y mantener un...
En la época de Luis XIV, un gran estreñido crónico, los médicos que lo cuidaban tenían por costumbre preguntarle «¿Cómo vais?», que se sobreentendía como...
Mas info
12-12-2016
La bromelaína, una enzima proteolítica con propiedades...
La bromelaína, extraída de la piña, se utiliza en Europa para favorecer la recuperación tras una operación o después de una lesión deportiva, así como...
Mas info
20-08-2018
La fosfatasa alcalina intestinal, una potente enzima...
El aparato digestivo constituye un sistema complejo que no cesa cada día de revelar nuevos secretos. Desde hace veinte años se multiplican las investigaciones para...
Mas info
Síganos
Seleccione su idioma
esfren

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar