Bienvenida   >  Sueño (alteraciones del)  >  La melatonina, una hormona...
16-08-2017

La melatonina, una hormona natural potente y eficaz

MelatoninaLa melatonina es una hormona natural producida por la glándula pineal. El aporte suplementario de melatonina alivia de manera eficaz los trastornos del sueño. Se utiliza igualmente para reforzar el sistema inmunitario, reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, proteger contra las lesiones del ADN que conducen al cáncer y como tratamiento adicional de este.

La glándula pineal, también denominada epífisis, controla, junto con el hipotálamo, los ciclos de vigilia y sueño. Bajo los efectos de la oscuridad, libera melatonina, la hormona que ajusta nuestro reloj interno en la posición de sueño. El nivel de melatonina alcanza su máximo entre la 1 y las 5 de la madrugada. Cuando llega el alba, la luz inhibe la secreción de melatonina y nuestro reloj se coloca en posición de despertar. Tras una comida, sus niveles aumentan, lo que explica en parte que se pueda tener sueño después de comer.
Cuando se produce la melatonina sólo permanece en la circulación sanguínea entre 20 y 90 minutos. Puesto que es muy liposoluble y un poco hidrosoluble, la melatonina penetra fácilmente en cada compartimento celular (membrana, citoplasma y núcleo) de cada célula del organismo.
Como ocurre con muchas otras hormonas con un papel crucial, la producción de melatonina empieza a disminuir desde la pubertad y baja después de forma regular hasta los 70 años, momento en que puede representar únicamente el 10% de los niveles de la juventud. Esta disminución de la producción de melatonina es con frecuencia la señal de inicio de la aparición de numerosas enfermedades degenerativas.

Un antioxidante especialmente potente

La melatonina es uno de los antioxidantes más potentes que se conocen. Ejerce acciones omnipresentes, antioxidantes directas e indirectas y neutraliza los radicales libres. Además de desintoxicar de todo un abanico de moléculas altamente reactivas, la melatonina estimula también las enzimas antioxidantes. Además, un producto derivado de la interacción de la melatonina con los radicales libres, el N1-acetil-N2-formil-5-metoxiquinuramina, es un potente neutralizador de radicales libres, con un poder como mínimo equivalente al de la propia melatonina. Esta capacidad de provocar una «cascada antioxidante» aumenta todavía más la resistencia de la melatonina a las lesiones oxidativas.

Envejecimiento, melatonina y alteraciones del sueño

Las personas ancianas a menudo padecen alteraciones del sueño, en gran parte porque la producción de melatonina, como la de muchas otras hormonas indispensables, desciende con los años. Los despertares precoces o nocturnos y las dificultades para dormir se vuelven más frecuentes.
Los investigadores del instituto de tecnología Technion, en Israel, estudiaron los efectos de un aporte complementario de melatonina en personas ancianas con insomnio y deficiencias de melatonina. Estas recibieron durante una semana 2 mg de melatonina de liberación rápida, 2 mg de liberación prolongada o un placebo dos horas antes de acostarse, tratamiento seguido de un periodo de dos meses durante el que tomaron 1 mg de melatonina de liberación prolongada o un placebo antes de acostarse.
El tratamiento con 2 mg de melatonina de liberación rápida o prolongada mejoró la calidad del sueño de las personas ancianas con insomnio. El adormecimiento era más rápido con la melatonina de liberación rápida, mientras que la calidad del sueño era mejor con la melatonina de liberación prolongada. Estas mejorías perduraban cuando el tratamiento pasaba a 1 mg pero se deterioraban cuando este se detuvo1.

Evitar el jet lag

El jet lag se produce cuando nuestro reloj se desincroniza. Aparece a causa del desfase horario cuando hacemos viajes de media o larga distancia. Para que el organismo recupere por sí solo un ritmo normal puede ser necesario un día por cada huso horario que se atraviese. Desde 1994 los turistas y la tripulación de las compañías aéreas utilizan la melatonina de forma generalizada a fin de combatir el jet lag.

El ritmo circadiano del ser humano se caracteriza por el aumento y el descenso de los niveles hormonales y el ciclo familiar sueño-vigilia y está ligado a la puesta y la salida del sol. La mayoría de métodos que tratan de reducir los efectos del jet lag se basan en este hecho y en que los efectos del ciclo noche-día están inducidos por la melatonina.

Las estrategias para manipular el ciclo de sueño-vigilia, al igual que las empleadas para aliviar los síntomas del jet lag, se fundamentan pues en la manipulación de la exposición a la luz y la ingestión de complementos de melatonina en momentos clave.
Investigadores británicos revisaron diversos estudios clínicos publicados que utilizaban luz directa, asociada o no a la melatonina, para intentar acelerar la reeducación del ciclo circadiano después de vuelos simulados o reales atravesando más de cinco husos horarios.2.
Ocho de cada diez ensayos mostraron una clara reducción del jet lag con la toma de melatonina. Los investigadores concluyeron que tomar entre 2 y 5 mg de melatonina al acostarse tras la llegada es un medio eficaz de reducir al mínimo los efectos del jet lag. Para una máxima eficacia, la toma de melatonina debería continuarse entre 2 y 4 días más. Además, hay que prestar atención a las horas de comida y la exposición a la luz, que acelera la rehabituación. Pero, a la inversa, una comida a horas inapropiadas, un uso poco sensato del alcohol o del café y la exposición a la luz directa en un mal momento, la ralentizarán.

Melatonina y enfermedad de Alzheimer

La melatonina parece capaz de aliviar determinados síntomas ligados a la enfermedad de Alzheimer. Las alteraciones del ciclo de sueño-vigilia son muy características de esta enfermedad, igual que un fenómeno denominado síndrome de la puesta de sol, que en ocasiones se acompaña de agitación y agresividad. Es una alteración del comportamiento habitual en la enfermedad de Alzheimer, sobre todo si esta se presenta acompañada de una depresión. Este síndrome se manifiesta por un agravamiento de diferentes síntomas cognitivos y del comportamiento que se produce durante las horas vespertinas. Aunque las razones de la aparición de estos síntomas todavía no están muy claras, un determinado número de investigadores cree que podría estar relacionada con un descenso de los niveles de melatonina.
Los investigadores del Instituto holandés de investigaciones cerebrales de Ámsterdam explican de qué manera el descenso de producción de melatonina que se produce con el envejecimiento puede no sólo influir en el ritmo circadiano, sino también tener un papel en la aparición y las características de la enfermedad de Alzheimer3.
Para ello citan investigaciones que muestran que el envejecimiento se caracteriza por un deterioro progresivo de los ritmos circadianos debido en parte a las modificaciones degenerativas del núcleo supraquiasmático y de la glándula pineal, los que tiene como resultado una disminución de la producción de melatonina. Citan otros trabajos que muestran que en los pacientes que padecen la enfermedad de Alzheimer el reloj biológico se ve gravemente alterado y el grado de perturbación de la secreción de melatonina está relacionado con la gravedad de los problemas mentales causados por la enfermedad. Declaran que «los pacientes con alteraciones del ciclo sueño-vigilia tienen problemas del ritmo de secreción de melatonina y que la desaparición del ritmo cotidiano de la melatonina en los pacientes que padecen enfermedad de Alzheimer concuerda con las alteraciones clínicas del ritmo, como delirio, agitación o alteraciones sueño-vigilia».
Para aliviar los síndromes de la puesta de sol o las alteraciones del sueño en pacientes con enfermedad de Alzheimer se utiliza sin demasiado éxito, e incluso en ocasiones con el resultado de la exacerbación del problema, sedantes como las benzodiazepinas y antipsicóticos como el haloperidol. En comparación, los complementos de melatonina pueden parecer más interesantes, ya que podrían curar la causa: un déficit de producción de melatonina.
Los estudios abiertos o controlados indican una reducción significativa del deterioro cognitivo en pacientes afectados por la enfermedad de Alzheimer tratados con melatonina. Estos efectos beneficiosos sobre la función cognitiva podrían deberse en parte a la capacidad de la melatonina de favorecer el sueño lento en las personas ancianas y aumentar las fases reparadoras del mismo. Además, la melatonina protege a las neuronas de la toxicidad de la beta-amiloide y la aparición de placas de amiloide asociadas a la enfermedad de Alzheimer4.

Mecanismos anticancerosos

Se ha demostrado en estudios celulares en animales y seres humanos, que la melatonina tiene unas significativas propiedades anticancerosas. La melatonina es capaz de destruir directamente diferentes tipos de células tumorales humanas. Cuando los tumores ya se han instalado en el organismo, la melatonina puede inhibir su ritmo de crecimiento. La melatonina tiene una actividad oncoestática natural que inhibe el crecimiento de las células cancerosas. Puede retrasar el desarrollo y el metabolismo de un tumor al reducir la temperatura corporal. La melatonina es antioxidante e inductora de antioxidantes e impide que los tumores participen en las lesiones causadas por los radicales sobre las células normales y, en consecuencia, limita las lesiones oxidativas sobre el ADN, los lípidos, los aminoácidos y las proteínas.

Un tratamiento adyuvante contra cáncer

Un gran número de estudios clínicos ha incorporado la melatonina en el tratamiento del cáncer, sola o asociada a otros tratamientos. Parece reforzar la eficacia del resto de formas de tratamiento anticanceroso, reducir sus efectos secundarios, aumentar la supervivencia y mejorar la calidad de vida de los pacientes.
Cuando se utiliza como adyuvante de los tratamientos anticancerosos convencionales, la melatonina parece inhibir la proliferación de ciertas células cancerosas y podría ayudar a combatir los efectos secundarios tóxicos de las quimioterapias y las radioterapias.
Una revisión de la literatura identificó cerca de 100 estudios en seres humanos, de los que 50 evaluaban la melatonina como tratamiento adyuvante contra el cáncer y el resto evaluaba los niveles de melatonina endógena en los pacientes que padecen un cáncer.
Un metaanálisis examinó 10 informes publicados entre 1992 y 2003 que ofrecía los resultados de diez estudios clínicos aleatorizados, controlados con placebo realizados en Polonia e Italia en pacientes con un tumor tratado con melatonina asociada con otro tratamiento. Los investigadores constataron un beneficio importante con todas las dosis de melatonina utilizadas sobre un año de supervivencia cuando la hormona se testaba como tratamiento adyuvante en diferentes tipos de cáncer en un estadio avanzado. En comparación con aquellas personas que no lo tomaron, los pacientes que recibieron melatonina tenían un 44% menos de riesgo de morir durante el año posterior a su inclusión en el estudio5.

Aumenta la esperanza de vida de los ratones

Los ratones recibieron cada día en su agua de bebida 10 μg/ml de melatonina. Al comienzo del estudio, los animales ya tenían 575 días de vida. La duración de la vida máxima de los ratones no sólo aumentó en un 20%, sino que además mostraron varios signos similares a los de los animales más jóvenes, como una piel más brillante, un vigor más importante, además de mayor actividad y un mejor mantenimiento6. Un segundo estudio sobre una especie diferente de ratones dio resultados similares7.

---------------------------------------------------------------------------
1. Melatonin replacement therapy in elderly insomniacs, 1995, 18(7); 598-603.
2. Herxheimer A. et al., Melatonin for the prevention and treatment of jet lag, Cochrane Database Syst. Rev., 2002, (2): CD001520.
3. Wu Y.H. et al., The human pineal gland and melatonin in aging and Alzheimer disease, J. Pineal Res., 21 de diciembre de 2004 (fecha de publicación en línea).
4. Cardinali D.P. et al., Clinical perspectives for the use of melatonin as a chronobiotic and cytoprotective agent, Ann. NY Acad. Sci., diciembre de 2005, 1057: 327-36.
5. Melatonin in the treatment of cancer: a systematic review of randomized controlled trials and meta-analysis, 20th Annual Meeting of the American Association of Naturopathic Physicians, del 24 al 26 de agosto de 2005, Phoenix, Arizona.
6. Maestroni G.H.M. et al., Pineal melatonin, its fundamental role in aging and cancer, in: Neuroimmunomodulation: interventions in aging and cancer, Annals of the NY Academy of Sciences, 1988, 521: 140-148.
7. Maestroni G.H.M. et al., Melatonin, stress and the immune system, Pineal Research Review, 1989, 7: 203-26.
Encargar los nutrientes citados en este artículo
Melatonin 3 mg

La dosis óptima para recuperar de forma natural un sueño reparador y combatir el jet-lag.

ca.super-nutrition.com
Melatonin 2.5 mg

Una acción ultrarrápida ideal para favorecer el adormecimiento.

ca.super-nutrition.com
Melatonin 3 mg Timed Release

Una liberación prolongada, contra los despertares nocturnos o matinales.

ca.super-nutrition.com
Descubre también
12-11-2013
Melatonina: un somnífero natural
La Unión Europea ha autorizado por fin un producto natural que ayuda a dormir mejor: la melatonina. Si me pregunta mi opinión, las personas que...
Mas info
10-06-2014
El DIM (di-indolilmetano) modula positivamente el metabolismo...
Las crucíferas, brócolis, coles, coliflores son una fuente de poderosos fitonutrientes capaces de modificar el metabolismo de los estrógenos tanto en el hombre como en...
Mas info
06-03-2019
Menopausia: los beneficios de las catequinas del...
Apreciado por su gusto, el té verde también se recomienda desde hace milenios como remedio natural. Conocido por su actividad antioxidante y su efecto cardioprotector,...
Mas info
Síganos
Seleccione su idioma
esfren

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar